Definitivamente este va a ser el más raro de todos… este año vamos a echar de menos ver a nuestros queridos pajes alcoyanos subiendo a los balcones con los regalos, y las calles abarrotadas de niños y mayores con caras emocionadas…

Pero sus Majestades no se olvidan de nosotros y seguro que esta noche nos llenarán de regalos que nos devolverán la ilusión.

Desde Salvador Domenech S.L. os deseamos “que vengan muy cargados” y esperamos de corazón que al año que viene todo vuelva a ser “normal”.